domingo, 30 de agosto de 2009

De vuelta!

Estoy de regreso... quién sabe cuánto me dure la fiebre de escribir en el blog, pero el ocio causado por la falta de actividades productivas de mi nuevo empleo fue el motivo principal de mi retorno a este espacio. Creo que ya era hora de quitar todas las cibertelarañas que se habían acumulado.

Y ahora, ¿qué puedo contarles? Sin duda tengo mucho chismes, algunos interesantes desde una perspectiva morbosa, otros vanales, unos más productivos y otros tantos prohibidos.

Empezaré contando que tengo nuevo empleo (bueno, no tan nuevo porque ya estoy por cumplir 2 meses); es un sector difente a lo que estaba acostumbrada y estoy fascinada con el cambio, tengo una oficina muy bonita (no tiene vista al mar pero sólo debo caminar unos cuantos pasos y puedo ver una hermosa puesta de sol y sentir la brisa sobre mi cuerpo), mis compañeros son la pura buena onda (y como todo, con sus excepciones, pero nada que no pueda sobrellevarse) y bueno, además de que implicó un crecimiento profesional y económico. Ahora que lo pienso, este nuevo empleo coincidió o generó otros cambios en mi persona, considero que soy mejor ser humano que antes, me siento más contenta con todo lo que tengo y logré desprenderme de vanalidades innecesarias.

Extraño los viajes, andar de aquí p'allá y de allá p'acá... hoy extrañé mi club de fans (ah, es que decidí dedicarme el 100% de mi tiempo y alejarme de las distracciones y las tentaciones), y lo extrañé horrores porque en todo el santo día no he tenido qué hacer y pues en días así, coquetear con ellos era una buena opción...

Y hablando de opciones, aquí en mi nuevo trabajo hay mucho de dónde escoger, hay para todos los gustos y en diferentes presentaciones, como Gabriel, nuestro Pro de Golf, que a sus 31 años sigue soltero y buscando con quién compartir los $1356.78 pesos diarios que se embolsa, también está Juan Carlos, uno de los Gerentes de Restaurants, que gana menos que Gabriel, pero eso no lo hace menos guapo, otra opción puede ser Lorenzo, un italiano buena onda que trabaja en uno de nuestros resturants de especialidades y ni se imaginan lo riquísimo que cocina... bueno, a todo esto, cualquiera que ande es busca de galanes no'más dígame y yo les armo un tour.

Fin.

1 comentario:

Zegim dijo...

Uh, ese nuevo trabajo suena bastante agradable. Con todo y la gente tan bien pagada :O